• Portada
  • >
  • Opinión
  • >
  • Hestories del Coronavirus XVIII: Al cocer mengua o la paradoxa del Ingresu Mínimu Vital

Hestories del Coronavirus XVIII: Al cocer mengua o la paradoxa del Ingresu Mínimu Vital

  • 29 Xuño, 2020

Convido a los nuesos llectores a entrar nes páxines dedicaes en redes a les dudes sobro’l IMV y ver en primer persona la evolución real de la xestión del mismu dende’l puntu de vista de los interesaos, los perceutores reales o teóricos: nun tienen perda; una auténtica hestoria d’intriga, terror y esperances con final inciertu

Lo del Ingresu Mínimu Vital llevo décades sintiéndolo, pero voi confesavos que me sonaba a cuentu. Lo de tener pa comer ensin trabayar nesti país ye cosa de cuatro privilexaos con corona y a naide emporta qu’unos cientos de miles d’asturianos vivamos na pura congoxa de nun saber si la cartera tendrá cuatro euros pa llechi esta selmana. Cierto que’l Salariu Social ye un encontu emportante, que sacó alantre a muncha xente. Yo, por exemplu, en cuantes que cobro’l salariu social quédame la lletra pago y fasta me sobren 53 euros pa pasar el mes.

Sicasí, dende l’entamu mesmu del confinamientu, nesi llonxanu Marzu que ya mos suena a década pasada, entamó a falase del tema a nivel estatal: l’incrementu de les families ensin ingresos empresllaes nos sos llares facíen urxente una actuación rápida y decidía que nun dexare a naide pasar fame. Asina que pa Mayu ya taba aprebao y pa finales de Xunu cobraríase -¿qué son  tres o cuatro meses empreslláu en casa ensin comer? menudencies-.

Lo que nun mos dixeron ye que pa saber comu diba’l tema había que saber alxebra, física cuántica y tener dotes d’aldovinación.

Dempués de sopotocientos titulares contradictorios -nun pues tener casa en propiedá, que sí, que pues, pero que vivas nella, que ye pa tol mundiu, que non, ye pa xente pente ventipicu y 65 años, que ye individual, que non, que ye por unidá familiar,que ye automático, que non, qu’hai que solicitalo, que desapaez el salariu social, que non, que ye complementario,que  non, que ye suplementario,que los que suban un vidiu faciendo’l pino mientres xiblen l’himnu d’España tiénenlo asegurao, que non, que yera broma- tuvimos una fecha pa entamar a solicitalo: el 15 Xunu.

Pa ello la rede funcionarial actualizóse y contratóse un equipu especializáu d’alta formación y velocidá de tecléu p’atender les 300.000 solicitudes que se cuntaben recibir y se recibieron la primer selmana. Un total de 150 persones, pente alministrativos y teleoperadores, lo que vien a ser unes dos mil solicitudes pa tramitar caún, poca cosa; comu prometieron que p’Avientu taben toes tramitaes, calculo que tendrán de facer unes 16 diaries, namás pa finar coles de la primer selmana.

Pero a min eso nun m’esmolez, sabeis, porque soi cabeza de familia numberosa monomarental perceptora de salariu social con residencia n’Asturies dende va cerca de mediu sieglu, vamos, un plenu al quince. Nun teo nin que tramitalo, va d’oficiu, que pa eso teo reconocios los puntos por fiu a cargu.

Nun voi negar que cuando dalguna xente entamó a recibir sms con confirmaciones púnxeme un tantu nerviosa, porque yo nun la recibí “ye que nun dan a bastu, non tola xente va recibir mensaxe nin carta” esclariaron les redes sociales, prauticamente la única fonte d’información nesti caos informativu. ¿Carta? ¿Qué carta? ah, al paecer la xente ta recibiendo cartes pa consentir na xestión de la so información o daqué asemeyao, porque la redaición nun ye clara. Tamién se da a dalgunes presones la opción de renunciar al IMV, lo que ye un trucu pelligrosu, porque si renuncies a ello pierdes de xuro tamién el salariu, pero eso nun te lo despliquen.

Ah, que porqué querríen renunciar a ello… ehí vien la primer sospresa. Les cuanties que salieron en prensa, ensin pasar de ser, comu’l nome indica, mínimes, yeren un plizcu mayores que les qu’ufre’l salariu social. Sicasí les cartes y mensaxes traen cantidaes muncho menores, les promocionaes pol gobiernu d’España son “cuanties másimes”, y comu se diz perequí, al cocer mengua. La segunda sospresa: quiten l’aida por fiu a cargu, los famosos puntos. Resultáu: cóbrase menos qu’anantes. “Nun dan puntá ensin filu” dizme una collacia que, con dos fios, pasa a cobrar 35 euros menos al mes.

Asina, pente’l desconciertu y la raxón, aporta’l díe 15 nel que tienen que presentar solicitú los que nun son d’oficiu y yo ensin notificación oficial. Llamo al telefonu d’información habilitáu pal tema y 138 llamaes consecutives depués, cola oreya ardiendo, desisto. Al díe viniente prebo col tfn la Seguridá Social y comu tres minutos dempues la maquinina aporta a la opción correcha “pa cualisquier entruga relacionada col IMV presione dos”. Calco’l dos. Córtase la llamada. Asina fasta 17 vegaes anantes de sapiar el teléfonu, la pantalla esgonciada y un cabréu del quince.

El martes ya’l miércoles pásolos consultando a les redes, que son la fonte más completa y menos fiable d’información sobre’l tema; un auténticu fervieru de xente perdío y acoyonao que nun sabe si va a cobrar o non, nin cuando, nin cuanto, en munchos casos nin siquiera comu. Nel  facebook  aliéndase’l pánicu.

El xueves escribo un mail a l’asistenta social, que se declara direutamente incompetente nel asuntu y me recomienda esperar al 26, a ver que pasa, y si non ya lo pidiré el mes que vien, pero que nun se me pase pidilo, a ver si voi perder el salariu por nun tener solicitaes toles otres ayudes.

Pinina de mi, espero al pagu. El 25 la xente entama a cobrar: unos reciben l’ingresu completu, otros, namás los 50 o 70 euros que tienen d’incrementu, ensin saber si lluéu van cobrar el restu del salariu o si van quedar asina. Tamién se cobra la parte correspondiente fasta Mayu de los puntos, a mou de dispidida. Yo nun cobro, pero entamo a pensar si nun sedrá meyor que nun me toquen lo que teo, visto lo visto. Maminina maminina, que quede comu toi.

Comprebo que nun soi la única: somos asgaya los que quedamos nel aire. A dalgunos ya yos dixeron qu’hubiere problemes nos papeleos, que fallare la tramitación, que los ponién a la cola, pero que nun s’esmolezan, cuando se tramite paguenyoslo retroactivo, total, ¿qué cuesta esperar a Avientu con ingresos cero?.

Pido cita na Seguridá Social, dánmela pa dientro nueve díes, asina que pido cita otra vegada, esta p’atención telefónica. Esa dánmela pal 26 mesmu.

La muyer que m’atiende teletrabaya, nun hai dubia porque sinon nun me cuntaría tolo que me cuntó. Que nun tienen nin idega. Que tan más perdios qu’un pulpu nun garaxe. Que yo, en concretu, nun apaezo comu aprebada nin comu denegada, nin siquiera comu pendiente o en tramite: el casilleru onde tendría de tar la información ta en blanco. Cuéntame que ye too un caos. Que nun tienen personal abondo, nin ordenadores, nin horarios, nin información. Que la llama xente berrando comu si ella tuviere la culpa, que ta pensando en garrar baxa por estres. Nun llora, pero casi. Total, que quedo comu taba, pero más encabroná y a veles venir.

Al paecer en tou esti baturiciu los únicos que trabayaron bien foron los responsables del márquetin y autobombu, que pa algo gobiernen los reis del posturéu. Porque, digo yo, ¿nun yos traería más cuenta contratame a mi y a otres 10.000, por pocu más de lo qu’ufren pagar pol IMV , y ponenos a trabayar en condiciones pa xestionar esto de forma eficiente? ¿De verdá ye imprescindible ser tan chapuces?

Pa un analís internu del díe ente díe pandémicu, nun vos perdais Hestories del Coronavirus I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IXX, XI, XIIXIII,  XIV , XV  , XVI y  XVII

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies