• Portada
  • >
  • Opinión
  • >
  • Hestories del coronavirus I: clas de solidaridá aplicada

Hestories del coronavirus I: clas de solidaridá aplicada

  • 12 Marzo, 2020

Nun voi tener más remediu que falar del coronavirus si quiero captar l’atención de les mases. Adelántovoslo: nun teo información privilexada, pero el tema ta dando de si y la so intrahestoria da pa un retratu social ensin desperdiciu

Pa entamar voi camudar mentalmente’l nome a “covid-19”; ye que lo de “coronavirus” pon el chiste republicanu endemasiao a güevu y nun se si el tema ye pa tomalu a coña.

Ello ye qu’ayeri llégame’l guah.e de clase con una nota: llevar al colexu una caxa de pañuelos de papel y, a poder ser, un frascu de desinfectante hidroalcoólicu. Nun se si ficisteis por mercar desinfectante estos díes, pero avísovos, ye misión imposible. Pinina de mi, nun taba bien informada, asina que fice’l percorríu completu pelos supermercaos del barriu, incluyendo una visita a los chinos que m’abultó de dalguna mena paradóxica.

Nel caberu cientru comercial una reponedora, especializada puntualmente en recolocar montañes de papel hixénicu al mesmu ritmu que-y les llevaben (incisu ¿el covid da con cagalera? nun lo teo claro) compadecióse del mio despiste y recomendóme abandonar.

Na farmacia llamáronme a un aparte en voz baxo y con mirada sospechosa ufriéronme apuntame a la llista de reserva “en cuantes llegue la mercancía llamámoste por teléfono y reservámostelo durante dos hores”; ufierta pa xente de confianza, nun vos faigais ilusiones.

El guahe nun quería dir ensin el so material escolar, asina que fui a interné, que ye onde hai solución pa toes estes coses, y traguéme unos cuantos vidios de comu fabricar desinfectante hidroalcoólicu en casa. Igual podía aprofitase la ocasión y fabricalo pal mercáu prietu; pero non, ye imprescindible l’alcol y tampocu hai alcol a la venta. Pensé si facelo con aguardiente, pero nun me paeció politicamente correcho. Traté d’apelar a la solidaridá inter mater, pero el restu les mas taben comu yo.

Pela mañana llevé al rapacín con una nota pa clase “imposible consiguir desinfectante, desabastecimientu xeneralizáu”. Y ehí taba la profesora, atendiendo la fila apegada a la parede comu si los escolinos foren zombies, fuertemente abrazada a una botella de llitru de desinfectante. Incapaz d’interpretar el llinguaxe corporal de la docente, una neña de coletes foi blincando pa escontra ella -xenerando un reflexu proteutor de tapar el focicu col pañuelu, por supuestu, de papel- “que bien, profe, traxístenos tú desinfectante”. La filera de neños hipocondrizaos alendó toos a una.

Pero non.

El desinfectante ye d’usu priváu pa los mayestros. Nun hai abondo pa los escolinos.

Mañana cuéntovos lo de les estraescolares.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

8 Comments Already

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies