• Portada
  • >
  • Asturies
  • >
  • Las inundaciones pudieron preverse y sus daños, evitarse

Las inundaciones pudieron preverse y sus daños, evitarse

  • 25 noviembre, 2021

En los casi tres años que pasaron desde las anteriores grandes inundaciones no se pusieron en marcha los programas que podían haber evitado que se repitieran los daños

2019. Andecha Astur presenta en el senado, a través de Jon Iñarritu (EhBildu) y Agora Repúbliques 10 cuestiones sobre el mal estado de los cauces fluviales, red ferroviaria y carreteras que propiciaron los importantes daños generados por las lluvias en enero del 2019, entre las que destacó el desalojo del hospital Francisco Grande Covián, en Les Arriondes, para el que proponen soluciones, recordando el  plan de prevención de inundaciones paralizado en el 2015. Se piden responsabilidades, pero sobre todo, la inmediata puesta en marcha de un registro de zonas inundables y de las correspondientes medidas para evitar que se repitan los hechos. También se propone un listado de soluciones para el problema del Nadie responde.

2021. El 112 Asturias recibe en cinco horas más de un centenar de alertas relacionadas con las lluvias. En concreto, hasta las seis de la tarde de ayer, registró 53 cortes de carreteras, 34 inundaciones de la red viaria, 20 inundaciones y 8 emergencias por ríos desbordables.  La Consejería de Salud se volvió a ver obligado a desalojar el Hospital de Les Arriondes y ADIF ha comunicado al 112 que mantiene suspendido el tráfico ferroviario entre los concejos de Piloña y Llanes. También en Llanes, la rotura en la en la conducción del abastecimiento de agua de la mayor parte del concejo, la conocida como ‘macrotraída’, amenaza con dejar paradójicamente sin agua a la población. Se han debido desalojar también dos colegios públicos.

Todas las emergencias eran previsibles y prevenibles con el plan de identificación de zonas de riesgo de inundación que debió ponerse en marcha hace por lo menos tres años -el primer desalojo por inundación del Grande Covián data del 2010, hace casi 12 años- . Barbón lamenta que «no hayan llegado a tiempo las obras del plan contra las inundaciones» y refiriéndose al citado hospital «Espera que las obras sean adjudicadas en unos meses». ECrucemos los dedos para que no vuelva a llover mientras tanto.

Adrián miente además al declarar que los terrenos en los que se construyó el hospital no eran inundables cuando este se construyo «y ahora si lo es», achacando al cambio climático el problema. En realidad cuando fue inaugurado oficialmente en el 1998 ya hubo debate sobre la conveniencia de su ubicación, en el barrio Castañera, en plena ribera del río Piloña. El terreno ya aparecía catalogado comu inundable en la cartografía del entonces Ministerio español del Medio ambiente, siendo calificada la zona con indice de riesgo por inundación nivel 3, siendo 4 el máximo, por un estudio del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot), de la Universidá d’Uviéu. El hospital fue igualmente construido en esos terrenos, después de un turbio movimiento de millones, calificaciones y permisos en los que estuvo implicado el entonces Presidente Pedro de Silva (PSOE) y Juan Luis Rodríguez-Vigil (PSOE) comp Consejero de Sanidad.

Pero tranquilos, que SuperBarbón ya ha tomado medidas, ha escrito un tuiter «De camino a Asturies ante la gravedad de la situación, adelantando mi regreso (…) es preferible ser precavidos». Estamos salvados.

 

Llucía F. Marqués

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies