“Principado”, la humillación que se muestra con orgullo

  • 22 junio, 2020

O por qué los asturianos debemos rechazar el título de Principado

 

Andrés Asturias

Del Blog ¿Asturies nun tien historia?

” El título de principado no es algo aceptable para cualesquiera persona que se considere asturiana y que le tenga un mínimo de aprecio a su país. Los asturianos no podemos sino rechazar completamente este insulto y pedir una y otra vez que se restituya nuestra dignidad robada”

Asturies es un Principado, es algo que no paran de recordarnos, y muchos asturianos lo pregonan con verdadero orgullo, pero ¿Saben de verdad lo que significa que Asturies, nuestra tierra, tenga el título de Principado? ¿Saben siquiera por qué Asturies  es un principado? La respuesta es muy sencilla: No. No lo saben, en la mayoría los casos por lo menos. Piensan, influenciados como están por el covadonguismo y la idea de que Asturies es la “salvadora de España” que ser un Principado es un premio, un honor, un galardón dado a nosotros por los reyes por ser supuestamente la “región” que siempre sale en auxilio de España, y nada más lejos de la realidad.

Para conocer las razones por las que actualmente somos un principado hay que remontarse al revuelto siglo XIV, en el que Asturies es uno de los mayores focos de rebeliones nobiliarias de toda la Corona de Castilla, siendo el bastión de Enrique II de Trastámara contra Pedro I durante la Guerra Civil Castellana y después del hijo bastardo de Enrique, Alfonsu, contra su hermanastro Xuan I, y es este mismo monarca el que decide, para evitar que en lo sucesivo acaecieran más rebeliones, vincular el territorio asturiano al heredero al trono. No es un premio, es un castigo, una humillación.

Ser un principado es una ofensa que aún daña la dignidad y el honor de Asturies y de todos los asturianos; es un recordatorio de que debemos mostrar sumisión y aceptar cadenas y yugos que nos pongan, es un agravio histórico que llevamos soportando siglos y siglos, y tal vez más importante que todo eso es que el título en cuestión supone aceptar que Asturies pertenece al primogénito de la familia real, lo que es un ataque directo contra el principio de la soberanía nacional. Asturies no pertenece a nadie, Asturies se pertenece a sí misma.

El título de principado no es algo aceptable para cualesquier persona que se considere asturiana y que le tenga un mínimo de aprecio a su país. Los asturianos no podemos sino rechazar completamente este insulto y pedir una y otra vez que se restituya nuestra dignidad robada.

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies