• Portada
  • >
  • Sin categoría
  • >
  • Entrevistamos a Nyto Rukeli, uno de los miembros del colectivo de rap “La Insurgencia”, condenados por “Delitos de odio y enaltecimiento del terrorismo”

Entrevistamos a Nyto Rukeli, uno de los miembros del colectivo de rap “La Insurgencia”, condenados por “Delitos de odio y enaltecimiento del terrorismo”

  • 14 marzo, 2018

Sus canciones no tienen pérdida, con frases como “La represión del 39 no terminó nunca” “Escupo al estado fascista, terroristas son ellos”, “Terrorismo es que si no puedes pagar a ti y a tus hijos te largan, la represión de quienes impusieron la rojigualda, que por intereses Asturies y Galicia ardan” “Si quieres acabar con los fusiles hacen falta balas”

Comienza diciéndonos de qué se te acusa exactamente y que pena piden para ti.

Nos acusaron a mí y a otros 11 raperos de enaltecimiento del terrorismo.

La Audiencia Nacional nos pedía y ya nos ha condenado a 2 años y un día de cárcel, por lo que al ser más de dos años (aunque sea sólo por un día) significa que aun no teniendo antecedentes tendremos que entrar a prisión.

 

– El otro día, en la concentración en Xixón en apoyo a los presos políticos y contra la represión hablabas precisamente de esos dos conceptos, “delitos de odio” y “enaltecimiento del terrorismo” ¿crees que es correcto aplicar esos conceptos a tus canciones?

Evidentemente no es correcto. Como dije, los delitos de odio están supuestamente pensados específicamente para colectivos desfavorecidos, que son las mujeres, los homosexuales, las personas de otras razas, etc.

En la práctica estas leyes se aplican no para proteger a los desfavorecidos, si no a los poderosos, protegidos ya de por sí.

Nunca vemos juzgados a los que desean tiros a homosexuales, o incitan a la violencia machista, por ejemplo. Con el delito de enaltecimiento del terrorismo, hay que preguntarse qué es el terrorismo. Es infundir el terror entre las masas. Pero, la gente en realidad tiene miedo a la miseria, a quedar en el paro, a no tener futuro. A ir a una manifestación a reivindicar cualquier derecho básico que nos niegan, y que la policía les abra la cabeza o que les pongan multas impagables.

La gente entonces tiene miedo en general a tener una baja calidad de vida. No a que yo u otro rapero hagamos una canción combatiendo con la palabra precisamente a los culpables de toda esta situación tremendamente injusta.

 

– ¿Puedes decirnos la letra de algunas de esas canciones que tanto les preocupan?

En mi caso son unas cuantas canciones. Basta buscarme por YouTube y escuchar algunas: “Terrorista quién” “Ni bajo tierra me callarán” o “Balazos líricos” Pero resumiendo, sobre todo les preocupa que llamemos a la organización y a la movilización. Que denunciemos que existen presos políticos desde hace décadas, que han habido exterminios en prisión como el de la comunista Isabel Aparicio.

En la petición fiscal sobre todo venían recogidas frases donde hablaba de presos políticos, y más concretamente, de los presos políticos del PCE (r)

 

– ¿Porqué tanto miedo a la palabra?

Porque bien usada puede concienciar al pueblo, y eso al poder no le interesa. Y mucho menos a un poder como el del Estado español, donde no hubo depuración en la supuesta transición a la “democracia”.

 

– En la actual situación de recorte de libertades, ¿Qué es lo que más te preocupa?

Lo que más me preocupa es que no haya una respuesta a tanto atropello de libertades, eso hace que puedan seguir invirtiendo en represión, para que la gente tenga miedo y aquí no se mueva nadie.

Saben que la crisis no acaba, que la gente se va a ir quemando, que ya no valen las mentiras ni los falsos mesías, el sistema está tocando fondo. Entonces cuando la mentira no sirve, hacen uso de la represión para mantener su poder, es por eso que estamos viendo esta escalada represiva.

Lo que más miedo me da es que no espabilemos a corto o medio plazo, porque nos van a machacar aún más.

 

– ¿Y porqué este especial odio al rap? Quiero decir, hay canciones punk, rock o incluso folk de contenido muy similar y sin embargo parece que hay una especial fijación con el rap…

Quizá es porque el rap tiene un carácter más explícito y agresivo que otras músicas, puedes decir muchas cosas en poco tiempo y supongo que les es más fácil coger la letra y tomarla como un texto, un discurso, y no como una canción. Por eso creo que el rap tiene tanto poder.

 

– Tú caso no es demasiado conocido, sobre todo comparado con la difusión que tuvo Valtonyc y Pablo Hasel… ¿a qué se debe eso?

No lo tengo muy claro, pero, creo que es una mezcla de varias cosas.

La primera es que no somos los primeros raperos condenados a prisión, y la gente se ha acostumbrado por lo visto.

La segunda es que somos 12 raperos condenados de golpe, y en los medios no salen nombres. Sin nombres propios ni caras, la gente no sabe donde buscar tu música, no sabe quiénes son esos 12 raperos.

La tercera es que el caso es tan grave al ser 12 artistas a la vez condenados a entrar, que no les interesa que salgamos mucho en los medios. Hemos salido un día o dos.

 

– ¿Tienes pensado retractarte o continuar con tus canciones a pesar de las acusaciones?

No pienso retractarme. Seguiré cantando en la misma línea porque yo no he hecho nada malo. Al contrario, si un Estado tan podrido y un tribunal heredero del franquismo como es la Audiencia Nacional me mete en la cárcel por mis letras, significa que apunté bien. Que esos fascistas me quieran preso me da mas argumentos, más rabia, y en resumidas cuentas, me reafirman.

Llucía F. Marqués

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies