• Portada
  • >
  • Cultura
  • >
  • Novedades educativas para el asturiano o como hablar mucho sin hacer nada

Novedades educativas para el asturiano o como hablar mucho sin hacer nada

  • 14 Junio, 2017

En el panorama de la enseñanza en Asturies resaltan dos novedades que afectan  a nuestra lengua muy directamente: la inclusión del asturiano en educación infantil y su utilización como lengua vehicular. Como temíamos, la letra pequeña las deja en papel mojado

La lengua asturiana parece ser protagonista de las novedades para el siguiente curso escolar: la puesta en marcha del plan experimental que convierte a la lengua en idioma vehicular y la extensión de las clases de lengua a las aulas de educación infantil. Las posibilidades de desarrollar estas dos idegues para rescatar de su estado de minorización al asturiano parecían excelentes… si no hubiera sido había porque al cocer mengua. Hemos Analizado las dos cuestiones al detalle.

1 – Plan piloto o experimental de bilingüismo.

Hace unos meses acogíamos con alegría la noticia de la utilización del asturiano como lengua vehicular en la educación. Lo interpretamos –no sin cierto recelo que ha resultado certero- como que nuestros niños tendrían por fin el derecho, básico, de estudiar en su propia lengua. Al cocer, mengua; tanto que casi desaparece.

Seis colegios, un solo curso (cuarto de primaria), una única materia (ciencias o educación física), con inversión cero y nada más una hora a la semana. El conocimiento de la lengua no se valorará y de hecho estará permitido hablar en español en la hora asturiana, pero no al contrario. Esa es la oferta para los colegios que sean capaces de pasar las condiciones leoninas que deben cumplir para entrar en el proyecto “de utilización del asturiano como lengua vehicular”.

Para estar entre los seis colegios pioneros deberán contar con un índice previo de matriculación de asturiano por encima del 75% de los colegiales del centro y contar con el visto bueno del claustro de profesores y del Consejo Escolar, teniendo que presentarse autorización por escrito de las familias que quieran a participar en el proyecto. En consecuencia, el colegio debe contar con profesores suficientes capacitados para dar clases dentro de su horario, algo complicado tras los recortes de docentes que padecemos. Todo ello en menos de un mes, a solicitar antes del treinta de junio.

En conjunto, una serie de obstáculos que requerirán de mucha confianza por parte de los interesados y también de mucha suerte. Las familias asturfalantes que estén en minoría en su colegio serán directamente discriminadas, negándoseles cualesquier opción de participación en el proyecto y la casualidad será quien decida la  concurrencia de papás y mamás decididos con profesores y dirección dispuestos. Una auténtica carrera de obstáculos a cambio de un plan tan escaso que movería a mofa si no moviera a tanta pena.

“Es todo simbólico” valoran en SUATEA, “Un reconocimiento mínimo sin trascendencia ni repercusión en el futuro el idioma”.

En cambio, cada vez son más los colegios que en Asturies ofrecen enseñanza bilingüe en inglés y la comparación es esclarecedora: no uno, sino todos los cursos, desde 3 años a sexto, profesorado específico y no una, sino hasta cuatro asignaturas impartidas completamente en inglés con cerca de diez horas semanales de este idioma.

 

2-         La Consejería tramita por vía urgente” un decreto para implantar el próximuo curso las clases de asturiano en infantil.

¿Urgente? La reforma llega casi veinte años después de ser recogida en la Ley de uso y promoción de 1998, pero aún así se da un plazo de tres años para que sea obligatorio en todos los centros. “Es cierto que en algunos colegios ya se estaba impartiendo asturiano en infantil, en cumplimiento de la ley y gracias al esfuerzo de los centros, esos serán quienes sigan ofertando asturiano el año que viene” comentan desde SUATEA, sindicato de enseñantes que ha presentado algunas enmiendas a esta reforma, ninguna de las cuáles ha sido aceptada.

“Todo esto no son más que pasos de hormiguita para dar una cierta imagen de legalidad, otra oportunidad perdida” lamentan. El primer año nada más se reflejará la labor  de aquellos colegios que dentro su autonomía pedagógica ya incorporaran el asturiano al currículo de infantil cinco años. El curso siguiente, 2018/2019, la oferta se extenderá a todas las clases de 5 años de Asturies y nada más a partir del 2019/2020, recibirán asturiano, si así le parece al consejero del momento, los de 3 y 4 años… siempre que el centro cuente con los medios para ello, apreciación que ofrece pocas garantías a su aplicación.

Los contenidos no están fijados, eso se deja más para adelante. La obligatoriedad para los centros queda en el aire, al vincularse su desarrollo a la disponibilidad de profesores y medios. Los profesores serán los mismos de primaria y no está previsto ampliar el número de docentes según demanda. La  imprecisión es absoluta y la única anotación curricular la localizamos en los objetivos «descubrir y participar en algunas manifestaciones sociales, culturales y artísticas de su entorno, desarrollando una actitud de interés y aprecio hacia el patrimonio cultural asturiano y, en su caso, el patrimoniu lingüístico”.

Otra de las enmiendas presentadas –y rehusadas- es la relativa al tiempo –una hora semanal-, menos que  de inglés y que de cualquiera otra materia.

Además “Será voluntario para los colegiales, dentro el marco legal de falta de oficialidad que traba su tratamiento como una asignatura más. Hasta que no alcancemos la oficialidad de la lengua seguiremos padeciendo esta situación de marginalidad, este apartheid lingüístico en el que la falta de garantías es norma.”

 

Llucía F.Marqués

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *