El Día D d’Asturies

  • 24 Ochobre, 2021
Fernando Nicolás Velasco

Fernando Nicolás Velasco

El pasáu 16 d’Ochobre, viviose nes cais d’Uviéu la representación hestórica d’una revindicación hestórica (si, dos vegaes hestórica) del pueblu asturianu. O, siquier, d’una parte mayoritaria del mesmu. Una selmana dempués nun queremos qu’esa voz del pueblu asturianu dexe de sentise, siguimos faciendo-y ecu

Miles d’asturianos de distintes procedencies, con ideoloxíes polítiques diverses, de toles edaes, enllenamos el centru d’Uviéu pa dicir a los nuesos dirixentes que toles llingües falaes de forma nativa n’Asturies tienen de gociar del mesmu tratu llegal. Dixímos-yos, alto y claro, que l’asturianu y la fala Eo-Naviega tienen d’oldease al castellán n’Asturies y ser llingües oficiales n’Alministración pública y en tolos ámbetos de la vida cotidiana n’Asturies.

Pero amás, dixímos-yos delles coses más, que nun son n’absolutu cuestiones valeres, y que s’estienden más allá del usu común d’una o otra llingua. Esto ye, que van más alla del meru fechu comunicativu.

De man, y como puntu al mio entender más importante, dixímos-yos que nun vamos tolerar les menacies facistes que traten de coacionar la llibre decisión de los nuesos representantes públicos. El sábadu 16 d’Ochobre dixímos-yos que los demócrates asturianos formamos una barrera énte les agresiones facistes de los totalitarios y escluyentes.

Dixímos-yos que queremos una oficilidá absoluta, onde los drechos de los falantes seyan respetaos al 100%. Ensin imposiciones pa falalo, pero cola desixencia de que, como una conocencia más de los que se desixen a los funcionarios públicos, cualquier persona pueda ser atendía pola alministración na llingua que decida utilizar.

Dexámos claro qu’un pueblu qu’escaez la so cultura y la so hestoria ye un pueblu condergáu a amorecer nun desaniciu forciáu. Les nueses llingües propies son la punta del iceberg d’un arguyu de ser asturianos que nos conduza a un autogobiernu plenu, nel que tengamos firmemente suxetes les riendes de les nueses decisiones y estes nun vengan impuestes dende’l gobiernu central, qu’obedez a otros intereses.

Queremos caltenenos como entidá diferencida y nun ser confundida nin absorbida pol centralismu políticu y cultural. Y, desgraciadamente, tengo de dicir qu’esti enclín ta yá desgraciadamente yá bien afitáu n’Asturies. Pero’l so antinaturalidad ye la clave pa la so reversión.

A lo último, dixímos-yos que creemos nel futuru d’Asturies, y que esti ye’l pistoletazu de salida pa camudar les coses. Por que el arguyu de ser asturianos y l’amor pel nuesu pequenu país seya’l referente qu’emponga les polítiques n’Asturies d’equí p’arriba. Y ensin dulda, este va ser l’empiezu del nuesu progresu y la nuesa modernidá.

Sicasí, tenemos énte toos, políticos y ciudadanos polo xeneral, una xera que nun va tar esenta de dificultaes. Les organizaciones centraliegues yá sacaron tola so artillería con mires de detener el nuesu procesu. La mayor parte de los medios de comunicación tán so la so órbita y les sos falsedaes sobro les llingües propies d’Asturies y el visiegu futuru qu’ellos malintencionada y mentirosamente debuxen, llega a munchos güeyos y oyíos.

Afortunadamente, cuntamos cola ventaya de la verdá. Les nueses llingües nun tán pa enfrentar, sinón pa dar drechos y evitar discriminaciones y menosprecios, como tantos años nós tuvimos careciendo. La murnia situación económica y social na qu’el nuesu país ta somorguiada nun ye por motivu de les llingües asturianes (muncho más sentíu tendría dicir lo contrario). Les llingües asturianes nun son un apartaz de “chiringos” y “amiguetes”, al contrariu de lo qu’asocede con ciertes oficines del español. A éstes nun tenemos dengún interés en que nos ilustren neses despreciables artes.

Afortunadamente, podemos dicir que miramos al futuru con ilusión y con allegría. Porque vamos siguir avanzando nos drechos democráticos nel nuesu país. Porque vamos presllar les feríes de tantos desprecios fechos escontra les nueses llingües. Porque vamos sentir arguyu de les nueses tradiciones y de ser lo que somos. Porque nun nos vamos sentir ciudadanos de segunda categoría nel estáu.

Y porque vamos ser dueños del nuesu destín.

 

Fernando Nicolás Velasco

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Dexa una rempuesta

La so direición de corréu lleutrónicu nun sedrá espublizada. Los campos precisos tan marcaos *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies