David Castañón recueye nun llibru los meyores llugares d’Asturies pa fartucase

  • 15 Maio, 2018

Entrevistamos al autor de la guía gastronómica “Les Fartures o ónde comer bien n’Asturies”, indispensable pa fartones desixentes, que inclúi información detallao de 107 restaurantes, 33 recetes y 8 Farturrutes

Esta guía, obra del autor del blog gastronómicu del mesmu nome, David Castañón,  apurre al lleutor una visión de la cocina asturiana al traviés de los sos restaurantes, llagares, chigres o cases de comides de mui estremáu perfil: tradicionales, vanguardistes, de productu o de fusión con otres cultures gastronómiques.

Frutu de 10 años percorriendo tolos requexos d’Asturies a la gueta’l meyor tastu, esta obra esbilla 107 establecimientos espardios por tola xeografía del país, pueblos, incluyendo allugamientos en ciudaes, aldegues, playes o montañes.

Munchos d’estos establecimientos apurren amás a la espublización una receta propia que representa’l so tipu de cocina, teniendo toes elles en común que los sos ingredientes principales son frutu d’esta tierra.

Como novedá, nesti llibru alcontramos tamién suxerencies pa excursiones, eso si, con conteníu gastronómicu: les Farturrutes, paseos pelos espacios naturales d’Asturies pensaos pa esfrutar anantes  d’una bona fartura en dalgún de los restaurantes propuestos.

 

¿Cómo surdió la idega de Les Fartures?

Entamamos col blog hai 10 años un compañeru de trabayu -Jorge Santos-, y yo, recomendándonos sitios onde dir a comer per Asturies, nuna fueya de papel. Y como trabayamos nuna empresa d’informática, darréu surdió la idega de centralizalo too nun sitiu que pudiéremos consultar. Daquella malpenes había wifis, nin internet nos preseos móviles, asina que llevaba una versión offline descargada. Al pocu dímonos cuenta qu’entraba xente a lleenos, y decidimos acuriosalu y cuidar el diseñu. Pocu a pocu hasta va unos años que siguí yo solu col proyeutu. El nome había ser n’asturianu y rellacionáu col fartucar. Fartones nun podía ser que ya taba pilláu pol gran almiráu Iván Díaz Iglesias (un mayestru pa mí) y quedámonos con Les Fartures.

 

Lleves diez años espublizando nel to blog, pero ¿Esta ye la to primer obra impresa?

Sí. Yo quería facer daqué especial pelos 10 años d’aniversariu del blog y la coincidencia fizo qu’Ana Roza de Delallama Editorial quixere entamar esti llibru conmigo. Falamos pa Payares del añu pasáu y tamos presentándolo agora per toda Asturies en Mayu/Xunu.

Pa mi la primer presentación foi un día perespecial pa mí. Na mio casa, Avilés, y nel Cabanón, la mio cervecería de referencia y arrodiáu de tantos amigos y xente querío. L’esfuerciu de tantos meses de trabayu rematáu nunca folixa con sidra y cerveza asturiano. Foi un día perfeutu pa nun escaecer. Da-yos les gracies a tolos que vinieron y, sobre manera, a Pablo Cabanón, Luis y Claudia, Fran de Viuda de Angelón, Diego Cotoya y Gema pol so sofitu-

Foron meses de muncho trabayu, munchos sitios a visitar, munches semeyes a refacer y, tamién hemos dicilo, munches fartures a esfrutar. Aclarar que tolos restoranes que salen nel llibru salen porque camiento qu’han de salir, y nengún pagó per ello. Ye una esbilla de 107 d’oriente a occidente, y del mar al monte. Dende la vanguardia a la cocina tradicional. Tien un formatu afayadizu, toles semeyes que salen son míes; y vien con recetes y farturrutes, que son rutes curties que finen nun restorán de pueblu onde se come de maravía. Ye la primer guía gastronómica publicada n’asturianu, y tamién ta disponible pa vender en castellán. Ya la podéis atopar en toles llibreríes d’Asturies y vía web.

 

¿Cómo fue el procesu de tresformar tola información del blog nun llibru?

Foi muncho más fácil de lo que barruntaba. Pero foron munches hores y llevó muncho trabayu detrás. Nun conozo nengún casu d’editar el mesmu llibru a la vegada en dos idiomes, con too’l esfuerciu qu’ello supón. Pa mí siempres foi más cómodu escribir n’asturianu, afáyome más, y nesti casu, per esixencies de ritmu cola editorial, hubo qu’entamar col castellán, correxilu, facer la versión n’asturianu y correxila dempués. A la vegada, hubo que revisitar munchos restoranes a facer la fotografía, porque munches publicaes nel blog tan feches col móvil. Soi un gran apasionáu de la fotografía ya un oxetivu personal d’esti llibru ye que les semeyes foren míes, y toi per arguyosu de cómo quedaron. La esbilla de restoranes tampoco foi fácil, quería que conviviera la vanguardia colo rural, y poner en valor al mesmo altor que restoranes famosos ayalgues gastronómiques perdies peles ales d’Asturies con pocu reconocimientu. Salir de la zona centru p’abrise a una Asturies munches vegaes desconocida pa los propios asturianos y con un potencial enorme. Y eso llevó munchos dolores de cabeza, porque nun había sitiu pa toos. Equí ficimos bona la frase de “Son tolos que tan, pero nun tan tolos que son”, pero esperemos correxilo pa futures ediciones.

 

¿Qué destacaría de la gastronomía asturiana?

L’asturiana ye una gastronomía impresionante. Tenemos a la nuesa disposición productos d’escelente calidá n’ún de los llugares más idílicos del mundu. En pocos paises hai tanta variedá nun llugar tan pequenu. El Cantábricu con unos pexes y mariscos increíbles; la gran variedá de races autóctones de carne; una güerta enorme, base de platos únicos ya imaxinativos en tiempos difíciles; una mancha quesera envidiada en tol mundu; una bebida ancestral, con una ellaboración y forma de consumila única, unos vinos qu’amiesten Asturies col Atlánticu ya incluso una cerveza artesano con gran reconocimientu. Somos unos privilexaos.

 

¿Y de los asturianos… gústanos la buena comida?

Ta claro que somos un país de bon xantar. Y que la xente que vien a visitanos ye lo que busca. El nuesu paisax, les nueses ciudaes, la nuesa xente y la nuesa gastronomía. Y nun mundiu cada vegada más asemeyáu, hemos de buscar la diferenciación al traviés de la nuesa cultura y de la nuesa identidá, que ya tenemos y nun hemos d’inventar como faen n’otros paises.

 

¿Cree que ye ciertu’l tópicu de que la gastronomía asturiana ye mas de “cantidá” que de “calidá”?

Tenemos fama de fartones, ye verdá. Pero somos un país de bon comer. Y de comer muncho más sano de lo que la xente piensa. Si vos dáis cuenta, llevamos sintiendo tola vida que lo bono ye la Dieta Mediterránea, y qu’equí casi unos bárbaros fartones que comemos de primeru fabada, de segundu cachopu y de postre cabrales. Y la gastronomía asturiano tamién son oricios, bugres, andariques, gochos astur-celtes, pites pintes, cabritos bermeyu, pixines, reis, saramolletes … Una riqueza espectacular que ya quixeren pa sigo mesmu nel Mediterráneu. Pero esti autodiu tan asturianu fainos pensar que lo de fora siempres ye meyor y que lo nuesu ye de pior calidá, cuando nel restu’l mundiu tan naguando polo que nós ufrimos. Ye casi sociopáticu y pa estudiar. Pasa cola gastronomía, pasa cola llingua, pasa cola política … 

 

¿Cree no que se llama “alta cocina”?

Claro, y préstame probala. Pero siempres que tea como pegollu la so cocina tradicional. Y creo qu’Asturies ye ún de los pocos sitios onde les sos Estrelles Michelín caltienen ainda esi espiritu de producto de base asturianu. La globalización o estandarización de los premios internacionales fain que muncha d’esta cocina pierda so esencia y dea igual comer en Cáceres qu’en Murcia. Y eso amusa’l nivel gastronómicu d’Asturies y ye pa tar arguyosu d’ello, nun mos val cualesquier cosa y la xente que vien a visitanos espera un nivel altu. Amás, l’apaición de cocineros mozos “democratizó” esta alta cocina y agora podemos anicianos n’esti tipu de cocina a per bon preciu.

 

¿Cuánto de sidra hai nel so llibru?

Quien escriba un llibru sobre la gastronomía d’Asturies ensin falar de sidra, ye que nun conoz Asturies. En “Les Fartures, onde comer bien n’Asturies” hay sidreríes, hai chigres y tamién hai llagares onde se come per bien. Amás, ún de los enfotos dende siempre de Les Fartures ye reinvindicar los restoranes onde podamos beber sidra, en cualesquier de les sos variantes, y en tolos restoranes del llibru ta especificáu si pues atopar sidra asturiano.

Enxamás entenderé esa costume de les sidreríes asturianes d’ofrecer namás vinu (y de fora, y malu) nos comedores onde nun echen sidra. Tenemos sidra de mesa, sidra brut, sidra de xelu … espectaculares ganando concursos en países con muncha más producción de sidra que nós. Y pa encima a per bon preciu. ¿Daveres daquién de fora va venir a tomar Verdejo a Asturies? Ainda nos queda muncho por facer nel mundiu del turismu, pero’l pack de Visita un Llagar + Menú Alrodiu la Sidra nun Restorán paezme de les coses por esplotar n’Asturies.

 

 

 

 

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

1 Comment Already

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies