Hai fedores que maten

  • 13 Setembro, 2022

Del Facebook d’Irina Xospa

Esta nueche esconsoñóme’l fedor. Durmo cola ventana abierta, nun barriu l’Oeste xixonés na llende mesma’l Natahoyo, rozando con La Calzada. Perriba nos, comu en Mordor, una ñube menaciante va desfaciéndomos les coraes

 

Sedríen les tres de la mañana cuando les voltures me llevantaron de la cama, y nun fui la única, los mios tres fios esconsoñaron pente l’afoguin y l’ascu. Fedía. Presllemos les ventanes, punximos el filtru d’aire y veles d’arume, durmieron.

Yo nun fui quien a durmir más. Toos en casa tenemos problemes de salú, toos ensin diagnósticu conocíu. ¿Qué toi faciendo criando una familia pente toa esta mierda? 

Al riscar lleo que’l bencenu aportó esta nueche a los 12 µg/m3 , doce puntos más de lo que permite la OMS, más del doble de lo qu’España considera soportable pa los sos súbditos. El bencenu ye canceríxenu, dicen los estudios, y xenera, tres de llargues esposiciones, problemes neurolóxicos. Yo nun soi mélica, ¿doce años son una llarga esposición? porque son los que tien el mio fiu. El nivel de partícules PM10 (de menos de diez micres) multiplicaba por seies el llegalmente permitíu.

Nun se si el fedor ye culpa del bencenu o de les PM10, tampocu soi científica. Pero toi cierta de que ye culpa de la desidia d’una alministración a la que nun importamos. Depués de tou, somos el barriu probe.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies