La violencia soterrao de les paternidaes ausentes

  • 28 Setiembre, 2021

Llucía F. Marqués

Criar a los fíos ye trabayu de dos. Sicasí, son millones los homes -y si, dalgunes decenes de muyeres, hai que facer l’apunte pa que naide s’ofienda- qu’eluden esa responsabilidá, ya seya desapaeciendo, desentendiéndose de la crianza o forciando cola so violencia la fuxía de la ma cola reciella

Escribo esti artículu comu ma, guardia y custodia de tres rapacinos que quedaron dafechu al mio cargu con ún, cuatro y seyes años respeutivamente, güei ya cuasi mozos, pero’l mio casu ye estensible a millones de llares nos que, ensin ser por decisión propia, un de los xenitores tira p’alantre con una llabor y una responsabilidá que cuando l’aceutaron diba ser compartía.

Xúnome asina a la reclamación, ca vuelta más estendía, de que se considere comu violencia la non participación de los homes na manutención y crianza de los fios; una violencia normalizada ya invisibilizada que tien comu consecuencia mas física ya emocionalmente esgotaes, sobrepasaes na so obligación de proveedora, educadora y curiadora a tiempu completu. Comu recalca Lauri García Dueñas, poeta salvadoreña, má sola de dos fíos y punta de llanza d’esta reclamación “esti nun yera l’alcuerdu anicial”.

Proxenitores que nun participen nos curiaos de los sos fios y con suerte apurren un plizcu perres pa sofitar la so crianza -de media, menos del 20% de los gastos del llar-, que se desentienden del díi ente díi o que cenciellamente desapaecen dafechu, pero que siguen teniendo’l drechu llegal a entorpecer les decisiones del xenitor presente-tresllados, asignatures optatives, vacunaciones…- ya incluso son “necesarios” pa roblar documentos oficiales. Pongo por casu la imposibilidá de los mios fíos de viaxar fuera de la Xunión Europea al nun poder tener pasaporte ensin permisu esplícitu d’un pa ausente.

Escluyíes tamién de les ayudes a les mas solteres, nin siquier los organismos internacionales o nacionales de defensa de los drechos de les muyeres falen d’esta violencia soterrada, muncho menos cuenten con estadístiques de cuáles son y a cuánto ascienden les consecuencias económiques, físiques y sicolóxiques de que munches mas nos tengamos que facer responsables de por vida d’un trabayu qu’en teoría diba ser de dos.

Sicasí, el coste d’estes paternidaes ausentes ye altu “a les mas, en xeneral, proscríbesenos tener proyeutos personales” matiza Lauri y yo soscribo. Sois fuertes, dícenmos, podeis con too, cómo si fore una opción. Al tiempu, somos tamién víctimes de la publicidá desixente que bombardea a toles muyeres “persigue los tos suaños” “dedica tiempu a ti mesma” “curiate, siempre perfecha” escuchamos a ca pasu y les mas soles contenemos la risa… por nun dicir otra cosa.

 

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Dexa una rempuesta

La so direición de corréu lleutrónicu nun sedrá espublizada. Los campos precisos tan marcaos *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies