Dos noticies que s’entienden pior xuntes

  • 5 Febreiro, 2021

Na más lloñe de la mio intención que ñegar atención a quien la precise, una bones aseguremos l’atención asturiana, pero nun dexa de sosprendeme que cola anuncia d’acoyer enfermos foriatos nun venga otra de contratación de personal y medios colos qu’atender curioso, ya non solo a quien venga, sinon a los que tamos

Teo’l mal viciu de lleer ca díe la prensa y recibo pa ello nel mio mail una  escoyeta, más o menos bienintencioná, de noticies diaries, vinientes d’estremaos periódicos que se dicen asturianos, comu tamién se dicen veraces ya independendientes. Reconozo que nos caberos tiempos más que lleer munches vegaes paseo la vista pelos titulares, fartuca de cifres covidianes qu’escuenden tantu comu cuenten y qu’abulten redautaes a costafecha pa que nun m’entere de lo que m’interesa.

Güei comu ca díe abrí’l mensaxe Alerta de Google, Asturias -si, con as, lo de la toponimia asturiana nun algamó entá los Montes Chapultepec, que ye onde ta la sede de Google… qu’esperaveis, si entá nun algamó siquiera la estación del tren d’al par de casa-. Como dia diciendo, abro’l mail y dexo vagar los güeyos pelos titulares, a la caza d’una noticia con un mínimu de xugu, cuando m’apara la vista nesta noticia; non, nestes, porque la una ensin la otra nun dexen de ser otra más del continúu sonson qu’alterna maxistralmente’l ”Que vien lo fae’l nuesu presidente” col ”vamos morrer toos”.

A lo que diba, que me despisto. Ehí tan, una tres de la otra,

”Asturies concentra los sos esfuerzos en los hospitales, con el 55% de las camas UCI ocupadas”, diz la primera, mui na llinia de ”La presión de las UCIs sigue en ascenso, con 102 pacientes” de va dos díes o de ”Asturies colócase en situación de “especial gravedá” al sumar 1.152 casos en dos díes” y mui na llinia, tamién, de lo que me cuenten conocios que lo viven en primer persona, pa los que la cuestión nun ta namás en tener operatives les cames xustes, sinon en carecer d’una falta de personal endémica que convierte’l díi ente díi nuna chifladura.

P’alcontrar titulares que me remembren a la segunda, ”Asturies ofrece sus camas ante el posible colapso por covid de Castilla y León”, teo dir más p’atrás, a Abril y Mayu del añu pasáu, cuando ufrimos ensin complexos cames a tol Estáu, porque equí ya dexáremos atrás el bichu; creo recordar que, nun alarde de grandonismu ensin parangón, lleguemos a ufiertar non solo les cames y les UCIS, sinón los tanatorios ya cimenterios, por si falta sitiu.

Ois, y qu’a mi nun ye que me paeza mal que se compartan cames, qu’a la xente hai que curialo y los que dependen de la pública son del pueblu, al que tien bien de perres nun han de falta-y cames. Lloñe de la mio intención ñegar asistencia a quien la precise, una bones ten cubiertes les necesidaes de los enfermos ya hospitales asturianos. Namás digo que me paez raro, pocu claro, desconcertante cuando menos, esti pa equí pallá de la prensa, del gobiernu y de les informaciones y dame por pensar, asina a lo xole, si esti ufrimientu tan grandón nun sedrá cosa d’enllenar la boca, otra semeya más pa la galería de los asturianos de pro, que tan solidarios somos, y que tres d’elli igual nun hai un plan de contratación curiosu na sanidá pública asturiana, ya sabes, pa que nun falte personal mélicu, nin denguna inversión na nuesa sanidá que la salve del desastre, nin apertura de les plantes presllaes, nin compra de materiales…

Igual ye que soi yo mui mal pensá. Adrián enxamás ufiertaría daqué que nun tien.

 

Llucía F. Marqués

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies