¿Los asturianos sobramos en Brañagallones?

  • 19 Maio, 2020

Nun nueu casu de flagrante asturfobia pro-turística, un cartelu recibe a los visitantes n’inglés, francés, alemán, portugues, italiano y español; pero non n’asturianu

El cartelu, obra del escultor Javier Fernández y cofinanciáu pola Federación de Montaña y Senderismu (FEMPA) ya’l conceyu Casu, escaez dicir a los visitantes “Afayaivos nel paradisu”. Cuesta creyer que l’autor, de L’Entregu, nun sepa falar asturiano, y cuesta creyer tamién que los vecinos de Casu, la Casa Conceyu y la Federación de Montaña d’Asturies nun se decataren de que faltaba la so propia llingua. Ergo, l’ausencia del asturianu ye intencionao.

La desplicación pa esti nueu casu d’asturfobia nun ye despiste, ye bien otru y tien que danos pa pensar. El cartelu -neto que los otros catorce qu’hai estraos pela ruta que vien dende Bezanes- nun ta destináu a los asturianos. De fechu, qu’esistan asturianos per esos llares -que nun ten dedicaos n’esclusiva a servilos- ye una piqueña molestia que los turistes soporten con pacencia pa poder esfrutar del Paradisu. La versión provinciana del turismu de montaña que vende el “Principado” torna a lo propio del llugar nuna molestia que meyor facemos por desapaecer: el cuchu, los perros pastores, les pites, y los asturfalantes, non necesariamente nesi orde.

El fechu de que lo asturiano estorbe n’Asturies nun ye casual nin ye namás una cuestión ofensiva -que lo ye, y muncho-. Ye amás un fallu garrafal no que cinca a promoción turística. Precisamente lo que podría atrayer a un turismu internacional de calidá sedría’l fechu diferencial asturianu y la posibilidá de conocer una cultura tan rica y viva comu l’asturiana, non esti apueste por convertinos en parque temáticu que nos asonsañe. Pero pa decatase d’eso hai que mirar un pocu más pallá de les llendes mentales centraliegues ya eso, por agora, con un gobiernu asturianu con sede’n Madrí, va ser difícil.

Llucía F. Marqués

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

2 Comments Already

  1. Llucía, podrás llámame? Nun avientes eses lletres sin comemtate.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies