Cambios sociales y mentes simplayes

  • 29 Abril, 2020

 

Del Blog El Xanu’l Caborniu

Lluis de Turiellos

Rúxese abondo y de contino, mientres la cuarentena del andanciu, los bien de cambios que puen aportar darréu. Pues sí, dicen milenta coros de voces que, de magar esta llaceria que mos acute, la sociedá nun va ser la mesma. Va haber cambios futuros y seique fondos

Asina que, suponiendo que nos alcontráremos daveres na antoxana de cambios que nos empobinen a un futuru estremáu al que conocemos, ¿cuálu va ser el sen d’eses tresformaciones?.

Podríemos pensar que, d’equí pa endelantre, vamos enveredar pa una sociedá meyor, más xusta, solidaria, democrática, respetuosa col mediu ambiente, etc.

Pero nun tien por qué ser asina’l finxu’l cielu pal que vamos. Podría ser lo contrario. Una sociedá menos xusta, menos democrática, que tarace la diversidá biolóxica y la ñatura…

Yá escribí n’entraes anteriores que los ñicios que tamos agüeyando nestes dómines de confinamientu son pa esmolecese. Recortes de llibertaes aforfugantes y ensin semeyanza coles restricciones d’otros estaos europeos, ciudadanos camudando en guardianes del orde imperante, regustu pol estáu policial y represivu. Encabritamientu social. Les peores zunes asoleyense a embute y per dayures.

Y rescampla daqué perfácil de comprobar. Vivimos nuna sociedá onde les mentes simplayes aprucen per tolos llaos. Hai vegaes qu’atopar xente con espíritu críticu, con capacidá pa desendolcar espiriques razonaes y pa debatir argumentando aseméyase a buscar una aguya nun payar.

Los cambios sociales de progresu tienen que tener yuso una sofitancia social de xente preparao, enfotao, concienciao, crítico y con criteriu propiu. Que funcionen como individuos difíciles d’apoderar y non como rebañu de remanar perfácil.

¿Qué tipu de base social tenemos anguaño pa encarar el futuru?. ¿Una sociedá de mentes bien amueblaes y difíciles de mangoniar o una xermandía de mentes simplayes?. ¿Qué arromana más na balanza?. Ehí dexo la entruga del millón.

Pues sí. A lo meyor, nos tiempos vinientes, vamos ser testigos de cambios fondos. Pero nun va ser lo mesmo ser testigos activos, argutos y arrechos qu’espectadores torgaos y dondos de lo que nos entamanen otros. Claro que nada nun ta escrito y tamién pudiere dase que tantu supuestu cambiu dempués de cocíu menguare y que siguiere too asemeyao a como taba o muncho peor.

Asina que güei voi poner el ramu al posti tirando pelo segao y echando mano, otra vuelta nesta bitácora, del dichu perconocíu y mansuñáu sacáu del cantar de Bob Dylan: “la rempuesta ta nel vientu”

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies