Los Ultra Boys lleven un “regalu envelenáu” a la UCI de Cagüeñes

  • 24 Marzo, 2020

Recoyemos el testimoniu del personal del hospital xixonés énte l’atención ufría pola prensa al regalu de DOS pizzes por parte de los Ultra Boys y recordamos qu’otros coleutivos ufrieron nel so momentu apurrir esti tipu de collaboración, pero pa tol personal, y foron refugaos por motivos sanitarios, ensin que se sepa porque nun s’aplicaron estes restriciones a los neonazis

“Tamos nuna situación caótica y bien confusa. El personal sanitariu y non sanitariu estimamos toles amueses de sofitu y solidaridá que tamos recibiendo del restu de trabayadores y de la ciudadanía nun momentu tan difícil, les balconaes de les 20:00 hores y el sofitu anónimu, que nun sal nos medios de comunicación.

Pero eso nun quier dicir que tou valga.

Publicábase una noticia na que se recoyía un teóricu actu de solidaridá ciudadana realizáu pol colectivu “Ultra Boys” pa colos trabayaores de la UCI del Hospital de Cabueñes. Una semeya, el regalu d’unes pizzas, que paez daqué bienintencionado, nun debe de despintar lo qu’hai detrás, nós nun queremos ser el cebu.

La Comisión estatal contra la violencia, la xenofobia y l’intolerancia nel esporte, incluyó al grupu nos llistaos de los ultres a desaniciar nel fútbol. La implicación de munchos de los sos miembros n’agresiones ya inclusive imputaciones n’asesinatos preciéden-yos; la última conderga a los sos miembros foi por una agresión con mancaos nel chigre La Folixa de Xixón. De xuro que les sos víctimes pasaron polos nuesos servicios.

Nun queremos ser l’oxetu de campañes de blanquéu como ésta, na que dellos medios de comunicación paecen escaecer que tamos falando de grupos neonazis. La campaña que tán llevando per otres ciudaes, que nun nos la viendan equí. Porque ye verdá que nun nos pudieron dar lo que precisamos: personal y medios, hai que tener otros convencimientos pa defendelo.

Cuando pase esta pandemia vamos tener que replanteganos la sanidá que precisamos, la que queremos. La que nun amenorga cames, plantiya, la que nun privatiza, na que s’embrivan les llistes d’espera, la que nun potencia los seguros privaos qu’agora non se sabe ónde tán, na que nun se privatice. Cuántes vegaes nos engarramos y salimos a la cai, pero agora toca morder y faer frente a esti desastre, depués vamos tener que xunir les manos (seguro que vamos poder), porque nos tocarán otres, y dures, a ver si con meyores medios. Lo importante nestos momentos ye desixir que se dote al personal sanitario pa protexese y que podamos siguir atendiendo a toles persones, tamién con tolos medios pa qu’aliquen. La sanidá tien de ser pública. Y lo público tien de defender unos valores de tolerancia, respetu, solidaridá, igualdá…. Xusto los valores que grupos como Ultra Boys tarrecen.

Tamos asistiendo nestos díes a miles de xestos de solidaridá de ciudadanos anónimos que nun busquen dengún tipu de protagonismu, namás collaborar. Y paradóxicamente vemos otros a los que se da trescendencia nos medios. Quien quier ayudar de verdá y nun busca otru fin, nun precisa publicidá nin preste de la prensa.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies