Antropomorfos y mazcaraes d’iviernu

  • 27 Decembro, 2019


Tamos nel iviernu. Salen los mazcaritos a antroxar y pidir l’aguilandu. Vamos esfrutar de les vieyes mazcaraes ivernales. Una ayalga viva de los nuesos ancestros

 

Lluis de Turiellos

Del blog El Xanu’l Caborniu

Entamo esta entrada col fragmentu d’un estudiu xenéticu fechu nel añu 2.014 por un equipu de la Universidá d’Uviéu:

“El trabayu de campu atropó 486 muestres pañaes en 61 conceyos asturianos a individuos que los güelos vivieron na mesma  zona xeográfica(…)L’amuesa asturiana integróse nuna base de datos con más de 9.500 referencies procedentes d’otres poblaciones d’Europa y Africa del Norte p’atopar patrones xeográficos a escala local, rexonal y europea. Les tendencies detectaes nesa comparación estadística permiten relacionar a la población antigua d’Asturies cola d’otres rexones de la llamada zona Franco-Cantábrica.”

De suguío, pongo otru fragmentu, del prólogu del llibru Folklore d’Asturies, de María Xosefa Canellada:

“L’home primitivu astur (y acasu cántabru) tien un pasáu históricu peracusáu vitalmente. Ye de cuando cazaba osos y mamuths prehistóricos, y cuando quiciabes tuvo un matriarcáu na so organización. Enagora nos queden n’Asturies nicios  d’aquella civilización. O, polo menos, nicios de la mentalidá d’aquella civilización. ¿Quién pue dicir que nun hubo civilización tala?. ¿Y Altamira?, ¿Y el Pindal?”

Entramos nestes feches nes mazcaraes d’iviernu. Herencies ancestrales de les cultures prehistóriques y relacionaes col ciclu ivernal. Dientro d’elles, destaquen los mazcaritos antropomorfos. Personaxes marutaos con atributos animales como pelleyes o cuernos. Estes representaciones recuérdenmos ritos de sociedaes cazadores recolectores. Y nel casu de nuestro, ¿d’aú vienen?.

Una de les civilizaciones -o una sucesión d’elles- con importancia cimera na prehistoria europea, ye la franco-cantábrica. El suroeste francés y parte del norte peninsular foi abellugu per munchos milenios de les poblaciones del paleolíticu superior cuando avanzaben les glaciaciones. Dexáronmos abondos escatafinos de la so presencia en representaciones d’arte parietal, arbíes y arte mueble.

Dientro d’eses representaciones tenemos les antropomorfes. Figures con rasgos humanos. Y dientro, d’elles representaciones humanes mecíes con rasgos animales. Voi centrame en dos que rescamplen dientro de les que tenemos n’Asturies.

La primera alcuéntrase nel Pozu’l Ramu o Tito Bustillo. Nuna formación estalagmítica tenemos dos antropomorfos, opuestos en cada cara d’ella. Trátase de figures d’home y muyer con cabeza d’animal, probablemente bisonte.

La segunda ye la conocida como Venus de Les Caldes (semeya del post). Tallada sobre una cuerna de ciervu, representa a una muyer con cabeza y pezuñes de cabra. Y amiesto equí un apunte: dientro de los rellatos aportaos por informantes de les vieyes zamarronaes l.lenices, fálenmos de personaxes que salíen marutaos con pelleyes de cabra, incluyendo la cabeza y los cuernos del animal.

Arriendes de la nuestra zona franco-cantábrica, el paleolíticu superior espardióse per tol continente européu. Y, arriendes de les erbíes d’aquelles sociedaes nómades de cazadores recolectores, danse coincidencies a miles de kilómetros nel arte. Por exemplu, les figures llamaes venus, atópense dende los Pirineos hasta Rusia, pasando por Francia, Chequia o italia. Na península cuesta trabayu atopales. N’Asturies tenemos la mencionada de Les Caldes, que nun axunta unanimidá de criterios, y hailos que la consideren un adornu d’un propulsor. L’otru casu que tenemos ye la venus antropomórfica de la cueva de La Riera, en conceyu Llanes.

Nos certámenes de mazcaraes que se celebren perdayuri llamen l’atención les semeyances ente mazcaritos de países alloñaos per miles de kilómetros. Esto asocede mesmamente colos nuestros sidros, que tienen “parientes” bien lloñe de les nuestres fronteres. Nada raro realmente, si treslladamos a esti ámbitu lo dicho nel párrafu anterior col casu de les venus. Los antropomorfos afayámoslos representaos nes civilizaciones paleolítiques de sitios peralloñaos. ¿Cómo nun va haber semeyances nos mazcaritos antropomorfos d’anguaño?.

Nes mazcaraes d’iviernu atopamos elementos -los mazcaritos antropomorfos- que nos treslladen en pelondines a la nueche de los tiempos. A les dómines de les civilizaciones de  cazadores y recolectores. Los datos tán ehí. Les sos representaciones parietales aprucen nes cueves y tamién nel arte mueble. Y tamos ante un casu más de la pervivencia de vieyos elementos culturales y máxicos de sociedaes y civilizaciones prehistóriques que s’asitiaron nel nuestru suelu y nel continente al que pertenecemos. Y ello conviérteles n’elementos culturales de primer orde y d’una importancia nidia.

Tamos nel iviernu. Salen los mazcaritos a antroxar y pidir l’aguilandu. Vamos esfrutar de les vieyes mazcaraes ivernales. Una ayalga viva de los nuesos ancestros.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies