El Síndrome d’Ochobre

  • 21 Outubro, 2019

Del Blog “El Xanu’l Caborniu”

Autor: Lluis de Turiellos

 

Tarde de muga d’Ochobre. Ayeri, mañana de gueta y nueche d’amagüestu.Tamién nueche de ñoticies d’alluendi, de tierres catalanes. Xaréu y escurribandes. Medios d’información que recuerden a los partes del réxime anterior. Güel a mugor nel Estáu Español de güei. A mugor del pasáu

Dayures, grupos minoritarios entamen actos d’alcordanza de la revolución qu’anició un mes d’Ochobre del añu 34. Pasanon años y xeneraciones d’entós p’acá. Pero paez qu’hai coses que nun cambien.

Nun tira l’aire les castañes. Soplen otros aires, d’involución. Xorrez la xermandía reaicionaria que quier afalamos pa conceiciones del Estáu d’otres dómines. La mecha prendida por esos sectores baltando l’estatutu catalán enguedeyó a la sociedá d’esi país y a la de los demás nun procesu de consecuencies imprevisibles.

Hai años que reculamos en drechos y llibertaes. N’Asturies nin siquiera ta recoñocíu’l drechu a espresase n’asturianu, magar lo que diga la Costitución, l’Estatutu Autonomía, o la Llei d’Usu. Da perceguera sentir a xente espatuxar y esberridar porque nel Campoamor s’anuncie una función n’asturianu, dempués de facelo n’inglés y castellanu. Hai que resfregá los güeyos pa creyelo. La drecha abangada actualmente hacia posicones fascistes descaradamente, torga l’emplegu del idioma vernáculu asturianu na Xunta Xeneral y viéndelo como un gran llogru pa sintise arguyosos. Y dempués dicen que son ¡costitucionalistes!. ¡Rediós, nin!.

El procesu d’esbarrumbe de la sociedá asturiana ye dignu d’estudiu. Dende cuantayá foi una sociedá que s’atitió na vanguardia de les lluches sociales de toa frasca. Tamién na de rispir por un sistema políticu de llibertaes. Llevánonse palos de tolos collores. Esmanganiellanon la minería, la industria, el campu, la pesca. Dexanon el nuesu suelu como un ermu productivu. Manifestaciones, barricaes, enfrentamientos, detenciones…y, al final, la cosa acabó como la vemos anguaño.

Y toa esa historia reivindicativa d’ayeri mesmo cayeo en sucu baxeru de trebolén. Entainó na nuesa sociedá un procesu de cambiu que dexa clisáu a cualquiera. De reivindicar pasóse, por una parte escurque mayoritaria de la nuesa sociedá, a dase ensin más, a aguantar los bastiazos como bonamente se pueda. La solidaridá sustituyóse pol individualismu y les zunes. La reivindicación de drechos, por pañar migayes y dar les gracies. Y, por si too ello nun fuera poco, xorrez como les cogordes la triba de ciudadanos arrastraos, llambeculos, desdexaos de lluchar polos drechos que mos van arrampuñando día a día…

Pero, como la famosa llei de Murphy guañó con puxu na nuesa tierra, tovía vamos a peor. Agora llévase l’enchipase y presumir de ser vasallos, de rindir pleitesía, de considerar que la nuesa tierra tien de ser un Principáu al más puru estilu medieval. Y esto ye lo que tenemos tolos años cuando aporta Ochobre. Una exhibición d’andar al rau de la monarquía y de les monxures económiques y polítiques que dexanon la nuesa tierra fecha una llaceria.

Yo a too ello llámolo’l síndrome d’Ochobre. Un fenómenu qu’había d’estudiase nes más prestixoses universidaes del mundu. Un andanciu que fai qu’un pueblu reivindicativu y lluchador apocayá, seya güei (resalvando les esceiciones de rigor, por si fai falta esclarialo) una masa amomiada, mardomada, reaicionaria y vasalla. Quien te vio y quien te ve, Asturies.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies