Nun van pidi-yos perdón

  • 2 Setembro, 2019

Dispreciar la sabencia de sieglos tien consecuencies. Igual agora ye sero; Igual non

Carta de Mónica LaFuente

Ayer sentéme col mio tíu al sol. Ye un vieyu madereru, de los que diben col hachu y la merienda a facer lleña y maera. Comentábemos la fola d’incendios.

“Paecióme ver l’otru díe que los inxenieros dicíen que’l problema ye que los montes tan mui descuriaos” comentó “¿Sabes qu’apunten comu solución? Facer lleña, llimpiar el monte de maleza, llevar los animales a pacer….”

Vi na so cara la quexa que tantes vegaes facemos nel mundiu rural. Prohibiérenmos que paciere llibre’l ganao, ello ye, quitáronmos la ganadería estensivo. Torgáronmos facer les llimpies nos montes pa que grandes empreses lo quedaren en subastes, quitáronmos el trabayu. Estraron los montes d’especies non autóctones. Aportaron les rames embaxo, por tonelaes, que naide nun llimpiaba. Robáronmos el nuesu paisaxe. Echáronmos de los pueblos, por paletos, ya ensin entrugar. “¿y agora lo que facíemos anantes yera la solución?” entruga. Sé que dengún d’esos espertos va pidi-yos perdón, nin a los pocos que queden nin a los que forciaron a colar.

Monica LaFuente

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies