Hai una panera menos n´Asturies

  • 30 Xullo, 2019

L’esbarrumbe d’una panera del sieglu XVIII en La Bustariega (Somiéu) reabre l’alderique del desaniciu del padremoñu etnográficu asturianu

Casos comu la talla repintada de Rañadoiro, l’esbarrumbe del antiquísimu horru de Buyeres (Nava) va dos años, l’esborriáu de les talles del horru de El Condao o esta nueva llaceria, na Bustariega, salten dacuandu a la prensa comu alarmantes y esceicionales, pero’l desaniciu y abandonu al que ta sometíu el padremoñu cultural asturianu va muncho más allá y faese evidente a pocu que se caleye per Asturies, pente horros cayendo, monasterios y castiellos testigos de la nuesa monarquía, esbarrumbaos y castros desaniciaos. Prevenir el desaniciu de los bienes culturales d’Asturies requier de la urxente participación d’espertos na materia que puedan frenar esta decadencia prevocada por sieglos de desdexamientu ya iguar na midía lo posible los daños.

Por contra, nesti intre nun hai dalu restaurador na plantiya de l’alministración asturiana, nin suañar con un equipu d’espertos en restauración piedra y maera dedicaos al estudiu, prevención de llaceries y restauración d’horros y paneres. Per otru lláu, los propietarios d’horros non solo nun perciben los sofitos necesarios pa caltenelos en bones condiciones -les subvenciones pal remocicamientu d’esti emportantísimu ellementu de la etnografía asturiana algamaron, na so cabera convocatoria, a un solu horru- sinon que recientemente en dellos conceyos suponen un gastu estra al traviés del pagu del IBI. Los que quieren remocicalos pola so cuenta tienen de facer frente a importantes gastos y desixencies llegales que traben el so curiáu, amás del coste de la reparación propiamente dicha, careciendo amás restricciones d’usu, lo que da llugar al esmolecedor abandonu en que se ven munchos, que si bien nun son valtaos son desdexaos fasta el so desaniciu.

Esti nuevu casu, denunciáu pola Asociación de Amigos del Hórru, fina con una panera datada nel sieglu XVIII, ello ye, una de les que teóricamente gociaben d’especial proteición. El so deterioru ya fore informáu por esta mesma asociación n’agostu del 2016, cuando entá taba en pie, pero nun se tomaron les midies afayaices pa torgar el so baltu.

Llucía F. M.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies