Muyeres y mina

  • 1 Febreiro, 2019

 

Estos díis, de magar la sonadía de la Brigada de Rescate Mineru, dellos inorantes con tonu machistoide entrugaben, “porque les muyeres nun  quixeron enxamás trabayos comu los de la mina”. Esti artículu ye una bona rempuesta

Garráo del facebook de Cuno García

Güei quiero dexavos daqué, ye’l mio homenaxe a quien fixeron grande un Pais … Asina nun hai dulda sobro la igualdá de les muyeres na mina …

Muyeres como Olvido la minera, que tuvo picando ocho años nes mines de Fabero, pente 1962 y 1970 porque cuando’l so home amaló foi a pidi-y al dueñu de la mina que la dexara trabayar por él y l’otru contestó-y que «si me saques lo mesmo, a mi que m’importa quién lo picque» (anque, claro, colos papeles a nome del home, porque ella nun podía figurar nin pa cobrar nin pa nada) y que «rompió agües» a les dolce de la mañana, picando, y a les trés de la tardi yá pariera’l so sestu fíu, que por poco lu pare pente’l carbón…

Muyeres como María la polaina, Faela la francesa, Angeles la pulguina, Nieves y Sagrariu les de Cuarteles, Leontina la de Santa Rosa, Gelina la pesquera o Malia y Encarna, les de Rozaes de Bazuelo.

Comu Marcelina la llampistera, que tamién tuvo que pega-y una somanta al vixilante por abusar de Rosa la tontina, y eso que yeren primos. Comu Flora la de Tablao, muerta nun derrabe xuna nueche que fueren toes xuntes a robar carbón al quince. Comu Inés y Fela, les de Trés Amigos , o Daniela la matona y Amparo, la so hermana. Comu Angeles la nena, que diba dos hores y media de camín dende Casorvía a los llavaderos y otru tantu de vuelta. Comu Pilarona, que la despidieron de Nicolasa porque sí se quedó en fuelga. Comu Divina calicates, qu’abrió ella más metros de galería que túneles el tren. Comu Maria la tarambana, que llegaba y sentábase siempres a la puerta de casa a «echar el pitín» y primero taba dos hores escoyendo les frebes de tabacu d’ente los botones y los filos que sacaba del bolsu’l mandil y echando cagamentos. Comu Olvido la del cestu, que yera ramplera, vagonera caballista, llavadera y pizarrera, tou al empar, na Carmona y nos llavaderos de Cuestavil y que morrió españada, silicosa.

O comu Pilar la de Romeria y Nati la de Navaliegu, qu’en cuenta de vagoneres yeren cesteres, porque sacaben de la galeria el carbón «a cestaos», o comu Pacitona, que llevantaba una incla comu si na y que tinía una mula llistísima y dicíen-y siempres a la so ma «¡vaya mula más llista que tien Pacitona, eh!» y retrucaba ella « ¡sí, pa llista la mula, pero pa fuerza, la mio fía!»

Como Ramona l’Anisina, a la que tamién dipidieron por beber. O Ramonina la d’Uxo, que nun pudo casase col noviu, dempués de cuatro años, porque nun podía dexar de trabayar hasta nun sacar alantre a los hermanos, que yeren güérfanos y elli nin quería qu’ella trabayara nin quería esperar más.

Pa morrer, a les puertes del sieglu XXI, a los cientu trés años de

Artículu de Montserrat Garnacho Escayo,

ñacía en Mieres, llicenciada en Filoloxía Románica y anguañu profesora de Llingua asturiana nel IES Valle de Turón

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies