El CIS sábelo, nós tamién

  • 6 Xaneiro, 2019

Marcos A. Fernandi

Siempres qu’hai ocasión d’analizar el procesu de escalamientu industrial, de destruición del texíu socio-económicu asturianu, l’aisllamientu, la emigración forciao de la mocedá asturiana, el xenocidiu poblacional que carecemos, la represión sistemática de la llingua asturiana, el desdexamientu del nuesu padremuñu cultural y de cualisquier espresión de la cultura asturiana, llégase a la inevitable concluxón de que too ello nun ye consecuencia d’amestar coincidencies ya incapacidaes, sinon que respuende a una terria planificación. Una planificación del Reinu d’España cola necesaria collaboración de los sos secuaces del “Principado”

Y la entruga ye inevitable ¿Pero por qué? ¿Ye qu’España tiénmos manía? ¿Ódiamos? Y ye entós cuando hai d’echar una güeyada a los resultaos que periódicamente rializa’l CIS nel que s’espeya qu’Asturies ye una de les “comunidaes” del Estáu con más autorreconocencia nacional y menos sentimientu de pertenencia al Reinu d’España, y ye entós cuando hai que remembrar qu’España ye un proyeutu políticu incompletu, que pretende istituyise asimilando a les naciones que tien baxo’l so xugu.

Hai de remembrar que na mal llamada “transición” del 78, el Reinu d’España diseñó un marcu nel que namás tienen cabida la rialidá nacional catalana y vasca, y en menor midía la gallega, y que nesa planificación Asturies, güérfana de políticos que la representaran, quedó rellegada a una comunidá de tercer categoría, imponiéndosemos dende Madrid un ente autonómicu –el “Principado”- y un Estatutu de mínimos que, a diferiencia d’otres naciones, naide nun mos permitió votar.

Pero 40 años dempués Asturies nun encualla nesi marcu artificial, y tolos estudios sociolóxicos rializaos al respeutu amuesen como’l pueblu asturianu nun almite esa rialidá, como nun se siente español, y como la nuesa identidá ta perriba de cualisquier consideranza. Tanto ye asina que’l SADEI –sociedá pública dependiente del “Principado” que rializa estudios sociolóxicos- dexó d’incluyir nos sos informes el grau d’identificación nacional de los asturianos, pa evitar qu’esa rialidá seya conocía polos propios asturianos, de tala miente que delles de vegaes ca asturianu/a por separtao camienta que ye l’únicu que piensa d’esa miente, cuando ye’l sentir mayoritariu.

Y yá mos lo dixo Areces, que corrupción, servilismu ya ineptitú aparte ye’l presidente del “Principado” que más xoyes soltó per esa boca: “El problema d’Asturies ye que tien demasiada identidá”. ¿Y cómo se soluciona eso? ¿Cómo se consigue qu’una nación dexe de sentise como tala?

La República Española escomenzó a diseñar p’Asturies los primeros desplazamientos poblacionales, y el franquismu llevaríelos al paroxismu imponiendo’l destierru o favoreciendo la emigración de decenes de miles d’asturianos ya importando cientos de miles d’emigrantes cola voluntá de camudar la cadarma social y cultural del pueblu asturianu… y a la revolvía de 50 años resulta que toa esa población integróse; agora ellos y los sos descendientes considérense asturianos dafechu, y contaxárense de la mesma desafeición pol Reinu d’España, talamente como espeya la recién encuesta del CIS.

Entós, ¿qué faer? ¿Cómo integrar a Asturies dientru’l so proyeutu d’España? L’esterminiu. Suena fuerte, pero nun esiste meyor definición. Pa qu’Asturies dexe de ser Asturies tien que dexar d’esistir. Tien de ser aculturizada, la so llingua perseguía, les sos señes d’identidá folclorizaes, el so padremuñu destruyíu, la so hestoria ñegada y falsificada, les cadarmes sociales y económiques esfarrapaes, la base industrial escalada, les sos infracadarmes de comunicación bloquiaes, de tala miente que’l paru y la precariedá –non sólo económica, sinón inclusu vital- obliguen a la mocedá asturiana a emigrar, a dexar el so país, la so casa, la so familia, los sos collacios… y que n’Asturies queden namás los cuatro xubilaos que nun quieran o nun tean en condiciones de dir a Benidorm, y los imprescindibles camareros p’atender a los turistes madrilanos.

Y ye asina como tan llevando al Pueblu Asturianu a una de les situaciones más abegoses de la so hestoria, onde la sufrencia que tán xenerando fai que –ente otres coses- teamos cabezaleros d’Europa en suicidios. Pero tornen a faese públicos los estudios sociolóxicos –tapecíos fasta la fecha polos medios de comunicación “asturianos”-, rializaos por una entidá estatal ná sospechosa d’asturianismu y resulta que nun son a ello, que los asturianos seguimos sintiéndomos miembros de la nuesa nación y nun mos reconocemos na que mos quien imponer. Acorrípienmos, aisllen, machuquen, humillen, reprimen y seguimos proclamando que somos astuiranos.

La mocedá asturiana sigue resistiendo heróicamente a la emigración forciada, teniendo que sacrificar en munches ocasiones les sos propies perspeutives vitales; el pueblu asturianu sigue aferráu a les sos tradiciones ya identidá, y anque la nuesa llingua nun cunte colos mínimos drechos internacionales reconocíos, seguimos falando asturianu, y vamos a más, y anque mos impongan un “Principado” y una “Princesa de Asturias” nun son a que mos sintamos españoles.

La entruga yá nun ye ¿qué más van facemos? Ye: ¿Cuándu vamos escomenzar a faer daqué? ¿Cuándu vamos organizamos como lo que somos, como lo que sentimos, como asturianos y asturianes? Y munchu curiáu equí con intentar culpabilizar a los que fasta la fecha fixeron too pa intentalo, pa los que lleven –llevamos- años defendiendo proyeutos de costruición nacional y social p’Asturies, defendiendo la oficialidá de la nuesa llingua, denunciando la farsa del Estautu impuestu y del so ridículu “Principado”, los que contribúin díi ente díi a qu’esi sentimientu qu’agora espeya’l CIS seya una rialidá.

Güeyemos pa otru llau, güeyemos pa los que sofiten proyeutos de sumisión, de servilismu, pa los que treslladen a la sociedá asturiana que la salidá sedrá la que mos mande Madrid, onde hai llíderes magnánimos –y dellos mui guais al paecer- que van venir a Asturies a iguar los nuesos problemes ¡los problemes de los qu’ellos mesmos son los responsables! Seyamos coscientes de que precisamos desenmazcaritalos, pesia quien pese, porque ye imprescindible tresmitir a la sociedá asturiana qu’ella tien de ser l’auténtica protagonista del so presente y del so futuru, de que, talo como sopelexen nes encuestes sociolóxiques, España nun ye la solución, España ye’l problema, y el futuru d’Asturies y de los asturianos y asturianes namás pue depender d’ellos.

Precisamos un proyeutu políticu creyible que dea la oportunidá al pueblu asturianu d’espresar políticamente’l so sentimientu, les sos conviciones, que s’enfrente a les polítiques diseñaes pol Reinu d’España p’Asturies, qu’impida que sigan destruyendo’l nuesu país, y que mos permita entamar la imprescindible recostruición nacional y social. Precisamos trabayar en común, andechar, faelo baxo unos puntos mínimos y avanzar, avanzar porque ¡el futuru ye de nuesu!!

 

 

 

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies