• Portada
  • >
  • Asturies
  • >
  • Asturies, sestu puestu en tasa de suicidios d’Europa

Asturies, sestu puestu en tasa de suicidios d’Europa

  • 11 Setembro, 2018

Una cuarta parte de los conceyos con mayor índiz de suicidios del estáu son asturianos

L’añu pasáu 160 presones se quitaron la vida n’Asturies, una cifra altísima pa una población d’un millón. Ello da una tasa de 13 por cada 100.000 habitantes, con conceyos nos que se sube fasta’l 20, mui perriba de los 8,7 del estáu español y namás per detrás de Lituania y Eslovenia a nivel européu. Créese qu’otros munchos suicidios nun se contabilicen, camuflaos d’acidentes.

Estes muertes nun se reparten per igual per tola xeografía, sinon que debuxen un mapa enforma revelaor: en tiesta va la fastera rural, siguía poles cuenques y finando pela costa, esquivando les tres grandes ciudaes (Xixón, Uviéu y Avilés), que pesi a concentrar más del 60% de la población presenten  cifres menos alarmantes. Los conceyos con un mayor númberu de suicidios son, por esti orde: Cangas de Narcea, Grau, Gozón, Tineu, Llaviana, Mieres y Llangréu.

9 municipios asturianos entre los 40 con la tasa de suicidios más alta de España (2015)

Los datos espeyen que, demientres que la media española s’alcuentra en 8,7 por cada 100.000 moraores, n’Asturies supérase’l 13, con zones que repunten a más del 20, a un nivel asemeyáu al de los países escandinavos. Dientro los 40 conceyos con más muertes por esta causa, 9 son asturianos.

¿Qu’emburria a los asturianos a matase?

El popular argumentu de que ye’l clima queda desmentíu poles cifres: la vecina Cantabria, hasta va pocu parte de la mesma Asturies y col mesmu clima, tien la menor tasa de suicidiu y Andalucía, con tol sol, sigue a Asturies nel macabru recuentu.

Les razones alcuéntrense facilmente analizando los perfiles.

Entamamos pela cuenca minera, onde la crisis y la desapaición de la minería desanicia les esperances y espeutatives de futuru; nun ye una cuestión meramente económica: ye’l fin de la mina, d’una forma de vida y de llucha mui enraigonada.

Les prexubilaciones dexaron a miles de paisanos que, depués de llevar trabayando dende guahes, se vieron condergaos a la inactividá, col chigre como principal opción y xeneraciones enteres de fios y nietos dependiendo d’ellos pa vivir, ensin posibilidaes llaborales.  El fin de les prexubilaciones agrava el problema nos caberos años: barriaes enteres abandonaes, preslles masivos de negocio. Llangréu, Mieres y Llaviana son les tres zones con más suicidios del estáu.

Seguimos pel Sudoeste d’Asturies, la fastera rural, la más guapa, ensin dubia, pero ensin medios, ensin posibilidaes llaborales, desdexada… l’abandonu de los pueblos conderga a la soledá a los caberos habitantes, xeneralmente mui mayores, ensin comercios, ensin servicios, ensin vecinos… El perfil predominante ye l’home de más de sesenta años, por aforcamientu. Les perspeutives, dicen con macabru humor los que queden, son perbones, “nunos años nun se suicidará naide… nun quedará naide equí”

Gozón (17,4) y Valdés (16,4) son los conceyos con mayores tases de suicidios al par de la mar. Si nel interior el vezu ye l’aforcamientu, equí ye la cayida llibre, dende un cantíl, un puente o un viaductu, ostentando el dudosu honor de cuntar col viaductu nel que más suicidios se rexistren en tola Península Ibérica, el de la Concha d’Artéu. Esti ye un perfil daqué desemeyáu de los anteriores, más mozu, munchos de los que deciden morrer equí provienen d’otres ciudaes, como Xixón o Avilés

Los profesionales llocales de la salú resumen en cuatro los factores qu’emburrien a los asturianos a morrer: l’envieyecimientu de la población, la soledá, el desemplegu y la falta d’espeutatives.

El primer protocolu de prevención de suicidios, puestu en marcha va mediu añu, entá nun ta dando los resultaos esperaos. Nun se basa en camudar les circustancies que lleven a les persones a tomar esta decisión, sinon que s’enfoca dende’l puntu de vista de la salú mental, detectando les situaciones de riesgu y acortando los places d’intervención. El SESPA reclama más recursos, tanto humanos como económicos.

Llucía F. Marqués

 

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies