La ineficiencia del control del llobu en Picos d’Europa

  • 5 Abril, 2018

L’aprobación del nuevu Protocolu de regulación de la población del llobu Ibéricu, dientro del  Parque, lleva a sesenta organizaciones ecoloxistes a roblar un manifiestu p’amosar la so refuga a lo que consideren “l’agonía de los Picos d’Europa”. Los ganaeros acúsenlos de nun conocer la problemática de la fastera

El Parque Nacional de los Picos d’Europa cumple 100 años, un aniversariu que, como otros que coinciden esti añu -el decimotercer centenariu del entamu’l Reinu d’Asturies y el centenariu de la basílica de Cuadonga- pasa desapercibíu y ensin recibir l’atención que merez la efeméride.

Sicasí, lo que nun pasa desapercibíu ye’l discutiniu pola xestión de los llobos en Picos, una cuestión delicao qu’enfrenta a ganaderos y ecoloxistes na so percepción de la mesma.

El nuevu Protocolu de regulación del llobu Ibéricu nos Picos d’Europa añede al establecimientu de porcentaxes d’animales a matar -independientemente de que se produzan más o menos daños al ganáu- la posibilidá de controles “esceicionales” a añedir a los cupos fixos, quedando a criteriu de la Dirección del Parque la interpretación de lo que son daños “intensivos y repitíos”.

Mientres pa los autodenominados protectores de la ñatura esti documentu pretende validar la eliminación de llobos d’una manera automática, permitiendo les batíes -nes qu’amás puedan participar particulares ayenos a los llabores de vixilancia y xestión del Parque- como procedimientu d’eliminación d’exemplares, pa los habitantes de Picos estes declaraciones solo espeyen el desconocimientu de les condiciones de vida y la problemática de la zona.

Un asuntu delicáu nel que dos poblaciones -la del llobu y l’humana- hestóricamente engarraes comparten no fondero un mesmu problema: l’abandonu, quema y destrución del so hábitat, que los lleva a tar en griesca por unos mesmos recursos.

Atopar l’equilibriu ente’l necesariu caltenimientu del llobu (entá más dientro d’un Parque Nacional, nel que la caza indiscriminada ta prohibida por definición) y l’imprescindible caltenimientu d’una forma de vida milenaria, que non solo ye importante como sector económicu, sinón que tamién ye testigu vivu de la nuesa hestoria, ye un retu difícil y la so solución a solución pasa por plantegar un plan consensuáu de control, basáu en datos científicos y non en crear alarma social.

A día de güei, la caza y los controles de población son les ferramientes básiques de la “xestión” de los llobos en Asturies, so la premisa de que la muerte de llobos amenorga les tases de depredación sobro’l ganáu y asela la tensión social nos afeutaos. Sicasí, los datos reflexen que la caza indiscriminada del llobu nun terminó col problema cuando s’optó por esta solución.

La efectividá d’esta midía, aplicada en distintes rexones del globu, tien “poco efeutu, o efeutos contrarios a los deseyaos: apangar la depredación”. Asina lo amuesa un informe del Parlamentu Européu (2018) qu’añede “Solo una matanza fora de les llendes de la llei que, práuticamente, escaosara la especie sedría efeutiva pa los intereses ganaderos”.

La esplicación d’esta ineficacia básase na bioloxía y nes carauterístiques reproductives y territoriales del llobu, qu’aumenten la so fertilidá y reproducción so la presión cinexética.

Llucía F. Marqués

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

2 Comments Already

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies