La organización que diba tocar los cielos camudando la mena de facer política baxa n’Asturies a los infiernos asonsañando los movimientos más burdos de la política más rastrera na so campaña de primaries

Primer pasu, retirada de fondos del enemigu, xestionada dende Madrí pa que quede bien claro quien ye la favorita de los xefes nesti rifirafe. Segundu pasu, eliminación d’encontos, Sofía despide a trabayaores por sofitar la candidatura de Ripa. Ésti, pel so lláu, tampoco queda curtiu, malque menos agresivu pa cola so contrincante, ta acusáu de repartir les perres procedentes de les donaciones de los sueldos de los cargos de Podemos pente entidades afines a la so candidatura.

El movimientu más reciente d’esta marraza interna foi el despidu de la fasta agora vocera de Podemos Asturies, Cristina Tuero, y la responsable de comunicación de Podemos Asturies, Sonia Sánchez, les dos incluyíes na candidatura de Daniel Ripa. Un tercer trabayaor nes mesmes circustancies, Rogelio Crespo, taría pendiente de recoyer la so carta de dispidu. Con estes espulsiones, Podemos lliquida al 40% de la plantiya del llamáu “bastión críticu”, el menos amable pa coles istruciones llegaes de la central en Madríd y el más belixerante pa col procesu de centralización que vive el partíu.

“Sofía Castañón despide a trabayaores de Podemos Asturies, amparándose na reforma laboral del PP, el díe anantes de la entrada en vigor de la reforma llaboral de Yolanda Díaz” denuncien miembros de Ps. En realidá foron hores lo que permitieron amparar estos despidos n’artículos de la reforma llaboral del PP. La indemnización concedía foi de 12 díes por añu trabayáu, la mínima posible. Sonia y Cristina anunciaron ya que tomarán midíes llegales contra esti despidu improcedente, mencionando mesmu un posible delitu de persecución política.

Dase amás la circustancia de que los contratos, redautaos y firmaos pola Secretaría d’Organización Estatal de Podemos, taben ya anantes en situación de fraude de llei, puesto qu’n dalgún casu superaben la llende másima de temporalidá aceutada pola reforma del PP y nos tres contratos suspendios la temporalidá del trabayu taba venceyá a la permanencia de terceres persones, y non a causes oxetives.

Lo paradóxico de la situación queda retratao nes declaraciones de les dos despidies “Difícilmente pueden defendese los drechos de los trabayaores, cuando internamente se despide a dos trabayaores de la so plantiya ensin preavisu, en plenu Nadal, nun intre duru de la pandemia y aplicando la llexisllación llaboral del PP”, apunten. Amás, la midía va en contra del alcuerdu tomáu unanimemente pol Conseyu Ciudadanu Autonómicu  de nun despedir a dengún trabayaor/a mientres durare la pandemia.